CONFESIONES DE UNA MÁSCARA DE MISHIMA

Categoría: Arte y Humanidades
Fecha: 25/11/2010 15:53:40
Visitas: 1790

Aplicaciones

Goodgame Big Farm

Administra tu propia granja

Goodgame Empire

Construye tu propio imperio

Un joven, en medio del Japón destruido por la guerra, descubre su homosexualidad. Trata de ocultarla y de escapar de ella manteniendo relaciones con una mujer, lo que sólo le sirve para afirmar su descubrimiento.
La trama, como en todos los libros de Mishima, es compacta y casi sin fisuras. Las pasiones, los deseos, se esconden tras esa máscara. El análisis psicológico, el cuidado por los detalles, la violencia y el sexo, comunes en toda la obra de Mishima, se hacen presentes en forma constante. Si bien esta obra fue considerada la menos autobiográfica de todas, sin duda contiene elementos que se relacionan con la vida del escritor.
Mishima tuvo una dudosa sexualidad, a la vez que visitaba bares gays mantenía relaciones con algunas mujeres. La suya fue una vida inquieta con un final que tuvo, en algún sentido, mucho de ritualista y, en otro, un tono grotesco. Mishima y un grupo reducido secuestraron a un general, y él salió a un balcón a hacer un discurso para sublevar a las fuerzas armas y al pueblo con el objetivo de restaurar el poder del emperador. Se burlaron de él a medida que hablaba. Mishima decidió suicidarse con la ceremonia del seppuku. Esto es que, estando de rodillas, alguien, elegido por él, le cortaría la cabeza. El elegido fue su presunto amante pero que, después de varios intentos, no pudo cortársela. Otro de los presentes se encargó de hacerlo. Este suicidio le ha dado gran fama a Mishima (más allá de sus dotes literarias innegables) pero si se lo mira en su justo término y no del modo serio que se le quiere dar, más parece un suicidio salido de una novela del realismo mágico latinoamericano que de una tragedia personal. En Japón, la gente se suicida del mismo modo que en todas partes. Esa decisión personal, íntima, en este caso más parece una farsa, una puesta en escena, creada por alguien que ya ha decidido suicidarse y busca espectacularidad en el acto con el objeto de ser recordado por ello. Y lo consiguió porque de Mishima es más lo que se habla de su suicidio que de su obra. Ambos, en su caso, marchan juntos.





Comentarios / Consultas