VERDADES EN MI ESPEJO

Categoría: Arte y Humanidades
Fecha: 15/10/2013 19:15:53
Visitas: 818

Aplicaciones

Goodgame Big Farm

Administra tu propia granja

Goodgame Empire

Construye tu propio imperio

Mundo de homúnculos y pálidos hongos,

manos sin conductor cerebro firman y especulan.

La precisa pluma indecorosa mutila

la imperfecta vida,

arrastra sus horrores de montículo parásito.

El hastío saluda amable en la mañana

y del brazo de una plástica rama

pincha el límite su rodilla explotada.

Setas pútridas paren racimos y telarañas

al unísono colapso del tiempo.

El minuto sodomiza con su lengua prominente

la oportunidad indiferente del humano

con máscara y negros lentes.

Me roza a mí ahora, a ti después, al otro luego...

No hay pacifismo ni ruego

cuando gira el tambor del revólver

con su humo sin pólvora.

En la cornisa del pedestre suicidio

la ruleta rusa es un reloj asesino con escafandra.

Las palmeras de la calle actúan

en nuestra manipulada sombra,

como actriz porno que filma su paga

en la lengua insípida del celuloide sin placer.

Semeja el cruce de aburridas veredas

con automatismo de rutina al atardecer.

Los huecos honores de la aleve penumbra

ultrajan luces de rosas empaladas en las paredes

y la noche de luna plateada

no halla su lado rutilante de esperanza.

El aire de las voces irritantes

expulsa altiva su soberbia y

la herrumbre orina el nido de los ojos sin culpa.

Al entender el miedo se hace cobarde.

Mis temblores y los tuyos

enmudecen las piernas inmóviles

en la piedra que escribe el instante perdido.

Yo arrastro los sueños construidos

con sus derrumbes de muro,

mi alma explosiona su fractura en mil partes

y del ladrillo no sobró ni el adobe del barro

que intentó la cura extravagante

en los oráculos irrisorios del mañana.

No quiero seguir ocultándome

tras antifaces medrosos…

Por eso hoy atendí mis verdades de cara al espejo,

pronunció certezas que aun no acepto.

Más regule mis gestos de fiel amante a la vida,

la ternura acomodó su sábana de lecho,

mi paso ya pisado liberó su libre albedrío

cuando luché desde lo diurno.

La fuerza creció con una mano compartida.

Al "primo" bostezo recuperé la concepción

de tu humilde diamante

luego de amarte tanto no pude despertar sin amarte.

Sepulte del frío su gélido suficiente y

en la ola de la uva madura

trepé a su espuma de sal polinizada en tu aroma.

Entre tú y yo... Entre ambos...

Abanicamos el tiznón diario del vivir humano y

en los sepulcros inherentes

quemamos hongos hasta el hartazgo.

Como los amantes vecinos de al lado.

Que de tanto amarse,

del moho no recuerdan ni su nombre/

Todos los derechos registrados en Safe Creative & Published Word Press Poetry






Comentarios / Consultas