POEMARIO VARIADO I

Categoría: Arte y Humanidades
Fecha: 01/06/2013 10:00:07
Visitas: 323

Aplicaciones

Goodgame Big Farm

Administra tu propia granja

Goodgame Empire

Construye tu propio imperio

Tengo

Tengo sed de la tierra,

para calmar anhelos y esperanzas,

para sentir su humedad,

cobrar fuerzas nuevas,

tengo sed de la tierra,

de sus amaneceres,

sus anocheceres,

tengo sed de la tierra,

de la mirada tierna,

de la mano que se extiende

del aire, del sol y de todo,

tengo mi alma, mi conciencia,

libre de manchas, de impurezas,

porque puedo amar libremente,

abiertamente, apasionadamente,

en esta tierra.

Hay golpes en la vida.

Hay golpes en la vida que son fuertes

no sé explicar,

nos hacen heridas que jamás cicatrizan,

son pocos, pero son,

los que nos abren el pecho,

los que nos dilatan las pupilas,

los que nos hacen que hagamos un gesto,

que nos denuncie por sí sólo.

Se pierde la fe y la ilusión,

se agiganta la nostalgia,

se hace más pesado el dolor.

Hay golpes en la vida,

Del que el tiempo no encuentra espacio,

que te haga por lo menos el intento de ser fuerte,

te vuelves hacia ti como si te miraras

no basta por fuera sino por dentro

quieres delimitar esos golpes

que te han llegado como una bofetada.

No te rindas

Cuando las cosas vayan mal, como a veces pasan,

cuando el camino se ponga cuesta arriba,

cuando tus caminos mengüen y las dudas suban

cuando quieras sentir tu corazón con toda fuerza,

álzate y enfrenta la vida, no te rindas.

Cuando creas que no puedes continuar,

busca en tu interior tu lenguaje y tu manera oculta,

alza la vista y ve a tu alrededor

que sólo tus problemas no son los más fuertes.

El optimismo se crea en tu manera de pensar

un poco con ver las cosas.

Tiene límites no vamos a negarlo;

pero puedes alargarlo,

así pasa con el dolor, que a veces crees más intenso

si no te rindes se hace pequeño.

Cuando pienses que no puedes,

busca el paso seguro en tu imaginación

entonces la fuerza brota,

no te das cuenta sólo hasta cuando el tiempo pase.

que fuiste fuerte y valiente

Cualquier sentimiento

La ansiedad colgada canta,

para dar en un breve tiempo,

constancia de su presencia.

No hace ruidos,

aunque se ha personificado con demencia,

simplifica todo,

por lo que no pasa inadvertida la ignorancia,

de querer ver que no se siente.

Concibe y para como un acto de conciencia

que existe una manera propia y no fabricada,

que anda con los tropiezos, los engaños,

con un poco de apariencia,

de aquellos que dicen ser y no son nada,

sólo figuras que por ganar,

se crean en un cristal, un espejo,

eso simplemente les basta.

Divulga mi secreto

Por varios lugares he visto sin abrigo,

con harapos como traje que cubre su cuerpo

con una inocencia a una niña pobre,

que tiende su mano sin hablar,

para declarar que tiene hambre.

Ve la verdad desnuda

no tiene sombras pues se hace visible,

a su alrededor pasan tantos y no se detienen

Por qué si mi niña no es mala,

sólo le falta un pedazo de pan

para llevarse a la boca,

una prenda que le haga ocultar

su piel sin malicias,

Así está mi niña pobre, caminando

hay ojos que la observan y otros vuelven el rostro.

¿Tendrá acaso mi niña la culpa de ser pobre?

¿por qué Señor se ha olvidado de los pobres?

diste la vida y por qué negarle una simple sonrisa.

Amor a plazo fijo no es amor

Amor a plazo fijo no es amor

porque no lo hay donde hay dudas,

donde existen límites de dar y recibir

donde predomine un tú y un yo.

Amor a plazo fijo no es amor,

sólo está en él donde la espontaneidad

lo entrega todo, sin fronteras, sin temores

mucho más a tiempo libre.

Sencillamente un Manuel Corona.

Suena la guitarra en la noche,

trayendo en su sonido una melodía,

amando y clamando su sentir,

para tener el valor y el justo hecho de la música,

vibran las cuerdas con el esfuerzo humano,

como hicieron muchos

que hoy no están entre nosotros,

pero tienen su lugar y espacio,

canta la guitarra con el corazón del intérprete,

alza el tono para que se escuche en cualquier rincón,

se levanta el arco como cuerpo de mujer,

como silueta que busca el infinito,

entonces podemos decir

que siempre habrá un Manuel Corona.

Cualquier cosa.

Seamos indiferentes,

aún estando cerca o distantes,

yo te amé,

tal vez tú también lo hiciste;

pero todo inicio siempre termina,

quise darte tantas cosas,

que compartiera mi vida,

te surgió de repente la idea,

de marchar a otras pasiones y vida,

no dije nada, callé simplemente,

marchaste, me dolió tu partida;

pero sí tenlo presente,

marchaste, para toda la vida.

Ayer y hoy.

Hoy estás como ayer, más ausente,

no tengo presente como antes,

comprendí que tu mundo no era mi mundo,

me aparto de ti y de lo tuyo,

querrás conocer más la vida,

querrás explorar otras tierras escondidas;

pero ten cuidado no tropieces,

con la maldad y la mentira,

solo comprenderás cuando te caigan los años,

que viviste una vida;

pero vacía,

entonces necesitaras de unas manos y de ellas sus caricias,

necesitarás entonces unos labios que te hagan sentir pasión y vida,

todo podrá suceder;

pero no podrá suceder,

que espere yo por ti,

toda una vida.

Regalo:

Regalo: A mi enemigo, el perdón,

a mi oponente, la tolerancia,

a mi amigo, el corazón,

a todos, el amor,

a mi mismo, el respeto.

Me llevaré conmigo.

Me llevaré conmigo, la tristeza,

queriendo abarcarla toda,

para que jamás nadie la sienta.

Me llevaré conmigo, la melancolía,

pretendiendo hacerme dueño de ella

Para que a nadie más lastime.

Me llevaré conmigo todo lo malo,

lo perverso,

aunque yo sea uno sólo,

pero de alguna manera desgarraré su extensión,

me llevaré conmigo el dolor,

no pondrá ser del todo;

pero se seguro que le haré algún desgarro.

Me llevaré conmigo,

para que jamás a nadie hiera,

las cosas feas, crueles,

malditas y perversas que

Momento que no se espera

Llegó el momento que nadie espera,

ni que de cualquiera naturaleza espera,

dar el último adiós,

a quien nos dio la vida.

Marchaste con tantas incomprensiones,

con tantas ideas inconclusas,

con anhelos, esperanzas truncadas,

por juegos que tiene la vida.

Duele todo,

lo físico,

lo espiritual,

todo en el cuerpo se estremece,

como emitiendo un quejido,

que en verdad,

se desea inevitable.

Marchaste, me duele tu partida,

me dolerá por siempre,

con una razón muy mía y verdadera,

te he querer siempre,

aunque esté presente tu ausencia.






Comentarios / Consultas
Palabras Clave:
sentires