Nueva entrada en el blog de Qrenta "¿Muy pronto para las subidas de tipos? Cinco claves sobre la reunión del BCE"

Categoría: Finanzas y seguros
Fecha: 05/09/2013 06:57:46
Visitas: 1223

Aplicaciones

Goodgame Big Farm

Administra tu propia granja

Goodgame Empire

Construye tu propio imperio

Triple reunión de bancos centrales este jueves. El Banco de Japón (BOJ), el Banco de Inglaterra (BOE) y el Banco Central Europeo (BCE) iniciarán el nuevo curso sin que se esperen novedades en tipos de interés. Nada que ver con lo sucedido hace un año, cuando Mario Draghi hizo oficial en la primera reunión de septiembre su compromiso de comprar toda la deuda que fuera preciso si se trataba de salvaguardar la existencia del euro. Un anuncio, el del programa OMT, que ha llevado la prima de riesgo de los 600 a los 250 puntos y que ha estabilizado los mercados europeos, abriendo la puerta a la salida de la recesión. Ahora el dilema de Draghi es otro: hasta qué punto mantener tan bajos los tipos de interés con una recuperación aún anémica.

Septiembre de transición a la espera de Alemania: En el caso de la institución presidida por Mario Draghi se prevé una cita en línea con la del pasado mes de agosto, en la que se no se tocaron los tipos de interés (situados en el 0,5% desde la última rebaja de mayo) pero se insistió en el mensaje de que permanecerán en niveles bajos durante todo el tiempo que sea necesario.

"Probablemente el BCE no tomará ninguna decisión nueva este jueves, aunque es seguro que deje las puertas abiertas a tomarlas en el futuro si fuera preciso", sostiene José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citigroup en España. En opinión de Campuzano, el BCE todavía tiene margen de maniobra para bajar tipos, aunque no lo hará a corto plazo.

Las especulaciones en los mercados en las últimas semanas sobre futuras alzas de tipos han sido descartadas por Draghi, que habló el mes pasado de que dichas subidas "no estaban garantizadas" y que persisten los riesgos a la baja. El BCE, además, introdujo en julio la novedad de comunicar cuáles son las guías o perspectivas del banco para los próximos meses en materia de tipos de interés. Probablemente tanto la comparecencia como la ronda de preguntas gire mayoritariamente en torno a qué puede desatar futuras subidas (o, mucho menos probable, bajadas) en el precio del dinero.

Se cumple un año del OMT: El actual escenario es de relativa calma justo un año después de que el banquero italiano jugara una de sus mejores bazas: un nuevo programa de compra ilimitada de deuda soberana, conocido como OMT. Aunque no ha hecho falta utilizarlo (tienen que ser los propios países los que lo soliciten), la medida tuvo un efecto psicológico inmediato sobre la crisis del euro que evitó el desastre y ha permitido retomar la confianza en los mercados bursátiles y de deuda, rebajando las tensiones y las presiones sobre el BCE.

El salvavidas que ofrece el BCE y el mantenimiento de la política acomodaticia contrastan con el cambio de sesgo de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, que podría iniciar este mes la retirada de los estímulos monetarios. El actual ritmo de compra de activos, 85.000 millones de dólares mensuales, se reduciría gradualmente hasta desaparecer a mediados de 2014.

En Renta 4 sostienen que "el hecho de que los últimos datos de crédito al sector privado mantengan la tónica bajista (-3,7% en julio en la eurozona) nos hacen pensar que el BCE seguirá en "modo expansivo" a pesar de la reciente mejora de las encuestas adelantadas de PMI's".

Síntomas de mejoría económica: Desde Estados Unidos y Europa llegan cada vez más indicadores económicos que invitan a cierto optimismo. Por ello, los analistas creen que posiblemente Draghi se muestre esperanzado sobre la reciente mejora macroeconómica de la zona euro (el PIB creció un 0,3% en el segundo trimestre), pero alertando de la continuidad en la caída del crédito, que sigue sin fluir a las familias y las empresas, pese a los esfuerzos del BCE por desbloquear la oferta de financiación.

Marie Diron, economista senior de Ernst & Young, cree que el BCE podría revisar al alza su previsión de crecimiento de la zona del euro para 2014, "aunque la tasa de crecimiento del PIB del 1% pronosticada en junio sigue ofreciendo una visión equilibrada de las perspectivas". Añade que la recuperación solo está dando sus primeros pasos y "es demasiado pronto para empezar a pensar en la eliminación de los estímulos monetarios actualmente en vigor en la eurozona".

Posibles novedades en los colaterales: Desde Ahorro Corporación consideran que "las medidas orientadas a potenciar el mercado de activos respaldados por créditos a las empresas podrían ser clave para reducir la fragmentación de los mercados de crédito en la eurozona", por lo que no descartan nuevas actuaciones en esta dirección.

"El BCE seguirá investigando cómo implantar las iniciativas recientes de las instituciones europeas para mejorar las condiciones de financiación de las pequeñas y medianas empresas. En particular, se está analizando la posible aceptación como colateral en las operaciones de financiación del Eurosistema de los tramos mezzanine de las titulizaciones de créditos a pymes", señalan. Los mezzanine son uno de los tres tipos de títulos (junto con Senior y Equity) de acuerdo con la diferente exposición al riesgo de crédito.

El pasado mes de julio el BCE amplió los activos que acepta como colateral de los bancos a cambio de liquidez.

Atentos al petróleo: El conflicto en Siria y la acción militar que prepara Estados Unidos han calentado en los últimos días los precios del petróleo, que podría alcanzar los 125 dólares si el Congreso norteamericano da el visto bueno al ataque a partir del 9 de septiembre, algo que cada vez parece más probable ante el apoyo de la oposición republicana que parece estar consiguiendo Barack Obama. Las tensiones inflacionistas derivadas de la escalada del crudo pueden marcar las venideras decisiones del BCE, ante todo guardián de la estabilidad de los precios en la eurozona.

Campuzano asegura que ya se empiezan a escuchar advertencias sobre los riesgos inflacionistas y, "si aumentan, el BCE deberá subir tipos dejando al margen su promesa de mantenerlos en niveles bajos durante mucho tiempo".

Cinco dias






Comentarios / Consultas