MEDITACION

Categoría: Arte y Humanidades
Fecha: 29/11/2010 13:50:17
Visitas: 1602

Aplicaciones

Goodgame Big Farm

Administra tu propia granja

Goodgame Empire

Construye tu propio imperio


QUE ES REIKI

La palabra Reiki es una palabra japonesa que se refiere a la "energía universal", a esa fuerza de la que surge la vida.
Los cuerpos vivientes, humanos, animales, o plantas, irradian calor y energía. Esta energía es la fuerza vital y ha sido denominada con tantos nombres como civilizaciones humanas han existido. Los japoneses la llamaron KI y ésta es la raíz que aparece en la palabra Reiki.
REI significa Universal y se refiere a la esencia energética cósmica, que interpenetra todas las cosas.
El Reiki es un proceso de encuentro de la Energía Universal con la energía física de cada individuo. Ocurre cuando la persona es sometida a un proceso de sintonización con la misma, realizado por un maestro.

La esencia del Reiki es el amor, esa vibración divina que emite alegría, paz y vida y que lo abarca todo. Reiki te abre al amor, la energía sanadora por excelencia, y te conduce hacia él.
Reiki ha sido definido como una energía semejante a las ondas de radio, pudiéndose aplicar con eficacia, en contacto directo o a distancia. Es una energía inofensiva, sin efectos secundarios, es práctica, segura, eficiente y compatible con cualquier otro tipo de terapia.

También es definido como energía-Luz, que penetra en el organismo a través de los siete chakras principales, localizados desde la base de la columna a la parte superior de la cabeza, y que la distribuyen a todo el organismo, reequilibrándolo.
En una sesión de Reiki, el practicante de Reiki impone sus manos sobre el cuerpo del receptor (que no ha de sacarse la ropa) y deja fluir. La cantidad de energía recibida por el paciente está determinada por el propio paciente, el terapeuta reikiano se limita a dirigir la energía haciendo de intermediario entre éste y el proveedor -el Cosmos- que la entrega de forma ilimitada.

Cuando impones tus manos con amor, ya estás transmitiendo Reiki. El amor es la energía sanadora. No obstante, un maestro de Reiki puede ayudarte con una iniciación a canalizar de manera consciente esa energía. El preparará tu cuerpo físico y etérico para convertirlo en un canal de energía con la técnica heredada del Maestro Usui y sus descendiente.

La Energía Universal está al alcance de todos, todos podemos ser un canal de Reiki, independientemente de la edad, sexo, ideología... ¡Es simple y maravilloso! Tan sencillo como sorprendente. No existe límite alguno, después de la iniciación sólo tenemos que depositar nuestras manos para la propia autosanación o la de otros y, simplemente, la energía fluye. Como la energía utilizada no es la del practicante, sino la Energía Vital del Universo, practicar Reiki no desgasta sino que revitaliza al practicante.

Una iniciación de Reiki es un proceso que abre los CHAKRAS Corona, Corazón y palmas y los conecta con la Fuente de Energía Reiki.
Se enseña a sentir, canalizar y a transmitir la energía mediante la imposición de manos, actuando así como un canal energético.
La Energía Sintonizadora abre sus sistemas y hace algunos cambios en los Chakras, Aura y también en el Cuerpo Físico de una manera energética para canalizar Reiki. Estos cambios sólo son comprensibles para nuestro corazón y nuestra alma, y nos ayudarán a equilibrar y a desbloquear nuestros centros energéticos (Chakras), permitiendo un mejor fluir.
Al recibir una Iniciación te conviertes en parte de un grupo de personas que están utilizando Reiki "para curarse a sí mismos y a los demás" y que también pueden trabajar juntos para curar a la Madre Tierra.

La falta de salud no se muestra sólo en nuestro nivel físico (enfermedades); también se refleja en el nivel emocional, mental y espiritual.
Reiki alivia los dolores físicos pero considera a la persona de forma global en los cuerpos físico, emocional, mental y espiritual, de manera que, no solamente se dirige a suprimir la patología, sino también a recuperar el estado natural de equilibrio que produce bienestar y felicidad. Esto resulta esencialmente importante para poder lograr un cambio en tu interior y en tu entorno más inmediato. La vida nos pone a prueba cada día y el Reiki nos ayuda a afrontarla con mayor equilibrio.

Una sesión de Reiki puede durar desde unos minutos en las sesiones de grupo en que varias personas transmiten Reiki, hasta una hora o más.
En principio se aconseja posar las manos durante cinco minutos en cada posición. Sobre los chakras, la zona dañada o cualquier parte del cuerpo según la intuición.
Aplicando Reiki durante veinte minutos en la auto-sanación, desde el primer nivel de Reiki, conseguimos regenerar la fuerza vital que ayuda a poner orden en nuestro interior.






Comentarios / Consultas
Palabras Clave:
armonizacion