Buscando por curiosidad un fotógrafo de bodas Madrid.

Fecha: 27/12/2013 12:01:38
Visitas: 1941

Aplicaciones

Goodgame Big Farm

Administra tu propia granja

Goodgame Empire

Construye tu propio imperio

El desván de mi casa está tan lleno de trastos, y muchos de ellos tan viejos, que casi parece el de la casa de Mike en Los Goonies. Pero el otro día, haciendo limpieza, no encontré ningún mapa del tesoro enterrado por un pirata español, sino algo más bonito y menos misterioso: un traje de novia. En concreto, el traje de novia de mi madre. Me embargó una profunda nostalgia, puesto que mi madre falleció el año pasado; eso, y unas fervientes ganas de probármelo. Y al hacerlo, pensé que no estaría tan mal casarme. Vivo con mi novio desde hace cinco años y él me ha dicho muchas veces que no le importaría. Yo, en cambio, siempre lo he visto como una tontería. Y no obstante...

Ese día me probé el traje y e quedó tan bien que estuve divagando y meditando sobre el asunto el resto del día. Incluso mi novio llegó a preocuparme por verme tan silenciosa. Decidí contarle mis pensamientos y él dijo que, hagamos lo que hagamos, estará bien. Pero para terminar de decidirme quise ponerme a buscar precios de muchas cosas; entre ellos, el de fotógrafo de bodas de Madrid. Me llegué a preguntar esa misma noche en qué consistiría exactamente el trabajo de un fotógrafo de bodas; cuántas fotos haría; a qué precios trabajaría; etc. Y bueno, busqué.

El primer fotógrafo de bodas de Madrid que encontré trabajaba por un precio mucho más módico de lo que había supuesto en un principio. El número era de dos cifras; y eso, teniendo en cuenta que saca fotos de todo, que lo inmortaliza todo y que regala el álbum de la boda colmado de fotos en alta definición, es muy poco y sobre todo, muy económico. Cada vez me inclino más por casarme; pero si lo hago, espero sinceramente que sea la primera y última boda de mi vida.






Comentarios / Consultas